Los Calavera

Sala Hika Ateneo. Bilbao, 12 de marzo de 2015 
Letras: Angel Ignacio
Imágenes: Inma Chapado

 Monstruosos de la ría

El Rocanrol no es mortal. O al menos no lo parece. Resulta que los niños ya no juegan con juguetes, la consola de vídeo games mola más y mejor. Ni los chavales pierden su tiempo revisando cajones de vinilos, buscando placeres con forma de torta, para manosear con los colegas en la habitación del fondo a la izquierda. El mp3 es más práctico y baratito.

Cada año –o cada rato- algún cronista de la aldea global se inventa un sello que resulte supercool en los medios. Puede ser; tecno cumbiadeath popflamenc-pitomilonga hardcorenew guays… O vete tú a saber. LOS CALAVERA001Casi da igual, todos nacen con fecha de caducidad. Abocados al cementerio, a veces glorioso, de los muy breves. También el rocanrol es uno de esos conejos de chistera periodísticos. Y sin embargo sigue ahí. Cultivándose y brotando como nuevo cada temporada, con apenas sus cuatro o cinco herramientas, y sus tres o cuatro acordes. Como el sexo nuestro de cada día. Como las drogas malas -o buenas-. Seguro que Ian Dury, allá en la más oscura taberna del infierno –o paraíso- del rock, aún no ha podido parar de reir.

Así que, para entender esta inmortalidad, basta con meterse un poquito en faenas, con o sin cuántica, pero con determinación. O enterarse de lo que pasa por la calle, acercándose a gozar en el bolo más próximo de -un poner- Los Calavera.

Porque Los Calavera, amig@s, son nada más y nada menos que Agustín Aransolo y Asier Abio. La penúltima esperanza del bilbo rock&roll. Los que faltaban. Ahora sí, como dice mi amigo Miguel Angel: –“¡Niño, echa otro puñao de arroz y una papa gorda, que ya estamos todos!”. Agustín –músico de formac

Los Calavera.02 (Inma Chapado)

ión clásica- toca guitarra, enseña a tocar violines y violas, y se esmera en la preparación para ser un padre estupendo. Asier , además de golpear batería y panderetas, es director de documentales y pelis gore que gustan hasta en Corea. Entre ambos se reparten la tarea de cantar y contar sus historias de serie b, y z… La vida misma. Coplan y acoplan a grito pelao… pa que les oigan, algo deben querer. A veces lo hacen a berridos. Las demás; a voces, alaridos, clamores y clamoreos. Y aunque cantar bajito parece gustarles algo menos, también se ponen a susurrar.

El bilbaíno Hika Ateneo, espacio de culturas que se esconde a la vera del Nervión, es un lugar abierto a todo tipo de actividades, que se apunta a charlas y coloquios, exposiciones, certámenes de poesía, tertulias literarias y actuaciones en directo de todo pelo; ya sea rock, disc-jockeys, folklore o gypsy jazz manouche. Los Calavera.03 (Inma Chapado)Entre esas mil y una historias, también se apuntó hace unas noches al “fin de gira interplanetaria hijoputismo tour”. Buena jugada. Porque fue el último bolo calavérico de su triunfal gira 2014-15, que les ha subido a más de treinta escenarios… Y alguna callejera actuación, que ellos saben gozar igual o más que si les contrataran para retumbar el Madison Square Garden neoyorkino.

Así que, ambiente de gran fiesta. Que los finales con risas siempre dejan mejor recuerdo. Fue una fiesta de cadera, cuello y cabeza al estilo clásico. Pero antes el dúo arrancó con su ya tradicional, inspirada y folklórica bilbainada, “Bilbao Es La Hostia”. Irreverente y cachonda a partes iguales (quién sabe si no les dará por apuntarse al concurso anual del Botxo… Ojo con descartarlos). No podía ser de otro modo. Luego, ya entrados en calor, se dedicaron a repasar sus festivas y calientes andanadas de rocanrol punkarrero, que ya cuenta con dos coquetas y divertidas grabaciones-pepinazos: “Los Calavera” (2010), y “Prohibido Hacer Ruido“ (2014), que ha contado con la ingeniería del alquimista sonoro, Jose Lastra.

LOS CALAVERA004

Cayeron todos sus grandes éxitos. Desde las primeras celebraciones ruídicas; la butanera “Historia De Juan”, la metalera “Niño mutante”, o “Mis Vecinas” (urgente y espídica); hasta las más recientes: “La Minifalda” (suicidio killer rock), el muy surfero “Los Alpatxinos”, “Normal” (arrastrao y mutante reggae), el ramonero aflamencado “Wannabe”, la muy golfa y algo duduá “Surfing”. Y cómo no, su mega hit -himno que ya debe canturrear media Bizkaia-: “Hijoputismo”. También hubo regalo especial, una versión (que no es habitual) de uno de los más grandes combos punk que ha parido Euskadi, La Polla Records, “Ellos Dicen Mierda, Nosotros Amen”. Y jaleo final con “Ruido”, en el que invitaron a subir al escenario a todo su equipo y O.C.R. (Orquesta y Coro Ruidista)… Gorgoritos por y para todos y despedida feliz.

Por mi parte y la de otros, añadir que estaremos pendientes del regreso, en disco o en directo. Sois unos monstruos, Calaveras. Queremos más verbena. Desde Faemino y Cansado hasta Led Zeppelin, todos al grito de “no se vayan todavía, que aún esperamos más“.

Licencia de Creative Commons

Para contactar con la banda, hacerse con sus discos, pillar pelis de Asier, o enterarse de próximas fiestas, ahí van unos enlaces:

www.loscalavera.org
www.hikaateneo.org
elmonstruitotb.blogspot.com.es

Anuncios

3 pensamientos en “Los Calavera”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s