Biohazard

Sala Trinchera. Málaga, 27 de octubre de 2013
Letras: Angel Ignacio
Imágenes: VicFotoPro

 Benditas bacterias, gloriosos virus

A pesar de los bio-peligros, enorme interés por inocularse  algún agente tóxico dominical, siempre que llegara vía New York. Lógico, si tenemos en cuenta la inagotable cantera que tiene el metal en la capi costasoleña. También único concierto en Andalucía y tercero de los cinco programados por Iberia.

Ha pasado tiempo pero muchos todavía tenemos en la cabeza aquel magnífico show en el granaino Espárrago Rock del 97. A pleno sol y frente a un público que fue creciendo según avanzaba la actuación, el cuarteto de Brooklyn se metió en un puño a los miles que tuvieron la suerte de estar allí… y despiertos. Inolvidable para el personal.

Y puede que también para el grupo. Tocando en un gran festival al aire libre, entre bandas de todo tipo, y para un público que en su mayoría es la primera vez que te ve. O que pasaba por allí, buscando el escenario de Todos Tus Muertos, o viniendo de ver al incomparable Juan el Camas.

Biohazard (Billy Graziadei)
Biohazard (Billy Graziadei)

Más de dieciséis años después las cosas serían de otra manera. Esta vez, los andaluces veríamos al grupo en su elemento natural (o debo decir: en su elemento más contaminante). La Trinchera parece un lugar bastante más adecuado. Y se notó desde el principio. Bastaron un par de acordes para cambiar la atmósfera de la sala. Una lluvia global de cerveza demostró una vez más que el concepto litro de alcohol en vaso no es lo más adecuado para bailar al son de Biohazard. Pero no hubo tiempo ni ganas de rectificar. Pasado el aguacero de cebada llegó una nube tóxica de algo más de una hora, con escasísimos claros que permitiesen avistar la barra de la sala. Dirigiendo los escapes de agentes químicos, la banda tiene ahora un mad doctor principal que asume los galones con el descaro de un veterano y la misma pasión que en sus primeros tubos de ensayo. La baja de Evan Seinfeld no ha supuesto problema para el liderazgo de un grandísimo Billy Graziadei, ni de excusa para dejar de trepanar el cerebro de una audiencia siempre ansiosa de decibelios. Biohazard sigue siendo una tormenta de soberbio new york hardcore contaminado de metal, rap y punk rock.

Biohazard.03 (VicFotoPro)
Biohazard (Bobby Hambel)

Y Graziadei es único. Y está en plena forma. Y no duda en probar su propia medicina metiéndose entre el pogo, a veces espectacularmente sujeto en pie por el público y caminando entre cabezas. Esa foto queda en la retina y se la llevan todos los asistentes a casa, no hay duda. A su lado ya no está Seinfeld pero Scott Roberts suple con solvencia al hiper tatuado Evan (¿sabe alguien si se habrá quitado tinta para su nuevo empleo?) y además pone las bases más en un su sitio ideal.

Con la Imperturbable garantía de Danny Schuler, el cuarteto sigue teniendo un muro de ritmo a la batería, confeccionada con unos elementos tan austeros que llegan a sorprender al público. Pero la pareja Scott Roberts-Bobby Hambel le da más juego al conjunto que la formada por Seinfeld-Rob Echevarría. biohazardEn mi opinión, la guitarra de Hambel consigue penetrar más las armonías y atmósferas que uno aprecia en los discos, mientras que Echevarría cumplía sin más, dejando una gran parcela de protagonismo al bajo. El reparto de tareas de estos nuevos Biohazard redunda en una mayor fortaleza y versatilidad al conjunto. Y se agradece muy mucho. Por cierto, ya que fue un comentario muy extendido en días previos: solo hay en el grupo un cambio de bajista, por lo demás, el que llaman nuevo guitarrista solo es un miembro que regresa, ya que fue el primero que tuvo la banda.

El repertorio elegido fue el propio de la premier en una presentación en sitio virgen: Escasas muestras de lo que la banda se ha trabajado en los últimos tiempos… que está a la altura. Pero, sobre todo, una puesta en valor de lo más aclamado de su carrera. Hasta siete temas de “Urban Discipline” (1992) y media docena más entre “State Of The World Adress” (1994) y su primero homónimo del 90, se marcaron los brooklyneses. Arrancando con un poderoso “Shades Of Grey” y con picos de circle pit, moshing y locuras capilares varias en “Wrong Side Of The Tracks”, ”Victory”, la no muy habitual “Love Denied”, o su ya clásica versión de “We’re Only Gonna Die”, de Bad Religion. Hasta la gran fuga radiactiva final con “Punishment” y “Hold My Own”.

04.biohazard04
Biohazard (Billy Graziadei)

Mucho mucho sudor, buena entrada (unas 600 almas), ambiente emocionado y cómplice,… Dos apuntes más: Quizás por afonía, o porque los años no pasan en balde, la voz de Billy Graziadei no estaba en su mejor momento, y tanto la de él como la de Roberts estaban quizás a un volumen menor de lo deseado… Y un recordatorio: Para los que no pudieron ir porque no les sobran euros para casi nada. Muchos de ellos lo merecían igual que los que allí estuvimos.

Voy a ducharme otra vez, las pústulas del gas mostaza todavía pican.

05.biohazard05
Biohazard (Scott Roberts)
06.fortheglory
For The Glory

Licencia de Creative Commons

www.facebook.com/BiohazardDFL

Anuncios

2 pensamientos en “Biohazard”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s